Publicidad

Banca española versus Banca norteamericana : reflexiones

Sube Wall Street animada por el posible rescate de AIG. Las turbulencias en los mercados, los huracanes, tsunamis financieros  o como quiera que queramos llamarlos, no hacen mas que dar aviso tras aviso sobre los excesos del sistema. La ingeniería financiera, el apalancamiento y el modelo de negocio de abultados resultados positivos frente a pérdidas “asumibles” parece que llega a su fín, o al menos éso parece. El sacar del balance los activos hipotecarios, titulizarlos y venderlos a terceros, animados por las empresas de rating que no hacían más que poner triples A a todo, ya no funciona. Los productos estructurados basados en operaciones con opciones y empaquetarlos en forma de bonos, notas o estructuras “crecientes” se miran con lupa y lo que no ha sido sencillo casi nunca de entender por parte de un cliente bancario parece dar como resultado el agotamiento de un sistema de negocio  basado en un exceso de riesgo en productos muy apalancados, con mucho endeudamiento y poco “cash”…claro que con grandes márgenes para las entidades que así funcionaban ( o funcionan…) y con resultados de doble dígito que parecían no tener fín.

La crisis “sub-prime”, una vez entendida por el consumidor de a pié, ha venido siendo el soporte de muchas explicaciones a la situación actual de los mercados, incluso utilizada por los dirigentes políticos para justificar en cierta forma el declive económico del sistema. El problema no estaba solamente en los usuarios”sub-prime” y sus impagos, sino la ingeniería financiera a que dió lugar y su contagio universal por la transmisión de éstos vehículos de inversión al resto de los bancos.

Que no tenemos hipotecas sub-prime en España es una quimera. Dar una hipoteca a un cliente por el 110% del valor del inmueble y que suponga el 90% de su renta disponible ya es por sí una hipoteca sub-prime, lo que no ha venido siendo práctica habitual en la banca española es el apalancamiento excesivo basado en titulizaciones, aunque los créditos sindicados a inmobiliarias han estado al orden del día, y en cierta forma el rigor en la concesión de préstamos que, salvo excepciones, se ha venido manteniendo por lo menos en la última decada de nuestra reciente historia económica. Así que el modelo de “retail” basado en los depósitos a plazo ( márgenes menores para la banca, aunque quien lo diría en el caso español), el modelo de la red de oficinas “a puerta de cliente” y la fidelización con productos de toda la vida, parece que podría ponerse de moda visto lo visto con la exhuberante banca de inversión, modelo de sofisticación y “prestigio” para quien se preciara bien de trabajar en ése tipo de banca privada o bien para el propio cliente tratado como tal. No quiero decir con ésto que las instituciones de banca privada deban de rechazarse como modelo, en absoluto, pero sí en general creo que el cliente de banca privada “a la española” quiere mucha más sencillez en los planteamientos sobre su patrimonio, mucha más profesionalidad a la hora de explicar un determinado producto estructurado, y creo y me atrevo a decir, que mucha más experiencia en el mercado en general.

Se insiste en el modelo español como alternativa en el sentido que nos hemos basado más en el conocimiento del cliente  y su proximidad que en modelos de desintermediación, pero debido a la excesiva competencia externa la banca española ( incluyo a las cajas también) han cometido excesos en éste apalancamiento y debido a la rigidez del mercado interbancario las fuentes de financiación se han “secado” también y el repunte de la morosidad ( cercano y sobrepasando el 2%) no ha hecho más que empezar. Si a ésto sumamos que los ratios de capital del sector están bastante dañados por la continúa baja en las cotizaciones bursátiles, la banca española no va a ser ajena a éste movimiento convulsivo que crea más incertidumbre que certeza en éste momento.

Lo que sí es cierto es que el modelo de “la sucursal de aquí cerca” funciona bien, y seguramente se pondrá de moda entre los “grandes”…………si no, estamos leyendo en prensa éstos días como el mercado internacional cita a Santander yBBVA como españoles más eficientes junto con el gigante Deutsche Bank que no hace más que ampliar su red comercial ( compra de Deutsch-Post). En cuanto a la banca mediana y las Cajas de Ahorro, en el primer caso parecería logíco pensar en movimientos corporativos que ya se rumorean ( ay….los rumores…) y con las Cajas un poco más de lo mismo. La supervisión por parte de las autoridades en la materia parece confirmar que al menos en principio, estamos preparados bastante bien contra los excesos de la ingeniería financiera global. Espero no equivocarme, la verdad.

Buenas noches y a ver si mañana tenemos un “verde” despertar.

Y no me quiero despedir sin mencionar mi más sincera y rendida admiración a los maravillosos atletas David Casinos, Teresa Perales,Marta Arce,Roberto Alcaide,Francisco J.Beltran,Sara Carracelas,Javier Conde,Enhamed Enhamed, Deborah Font,Vicente Galiana,Sarai Gascón,Gemma Hassen,Rosalía Lázaro,Juan José Méndez,AntonioJ.Martín,José Mª Pámpano,Richard Oribe,Javier Ochoa,José Manuel Ruiz,Santiago Sanz, Xavier Torres,Francesc Tur, Cristian Venge, y Loida Zabala.

Ellos sí son el ejemplo, la maravilla de la superación y el esfuerzo. Una lección para todos y además…..¡¡han ganado entre todos más de 40 medallas en los Paralimpicos..!!!!

¡¡ENHORABUENA!!!

Publicidad

3 responses to “Banca española versus Banca norteamericana : reflexiones

  1. Muchas gracias por la respuesta Ana.

    Añadir a lo que dices que según he leído el banco de España obliga a los bancos españolas a tener unas reservas superiores a las que obligan en USA, lo digo pensando en el fondo de reserva en caso de quiebra.

    Parece que con la intervención de la FED y demás organismos la crisis de la banca se atenúa un poco. Nunca he acabado de entender lo de “economía de mercado” o “economía liberal” y mira que soy partidario de esas ideas, pero es curioso que los bancos no quieren que los gobiernos u organismos reguladores intervengan mucho cuando la economía va bien y cuando va mal parece que les gusta más que intervengan en los mercados, en fin…

    Otra sensación que me está dejando esta crisis es que es muy difícil para un cuidadano de a pie que no es experto en economía saber si al banco donde tiene metidos sus ahorrillos le puede pasar lo mismo que a la banca Lehman, creo que debería existir algún mecanismo en este sentido.

    Un saludo,

  2. QUISIERA SABER ¿SI ESTA CRISIS BANCARIA DE LOS ESTADOS UNIDOS AFECTARÁ A NO A LOS CLIENTES DE LOS BANCOS ESPAÑOLES ? PORQUE :
    CREO QUE SERÍA INJUSTO E IRRESPONSABLE LANZAR
    LA CULPA DEL DESCALABRO DE LA BANCA NORTEAMERICA-NA A LOS CUENTAVIENTES Y CLIENTES SERIOS DE LOS PRÉSTAMOS, CUANDO SABEMOS QUE ESTE GRAN CAOS SE HA DEBIDO A LOS MALOS MANEJOS Y DESGREÑOS ADMINISTRATIVOS DE LOS DIRECTIVOS Y EJECUTIVOS DE LOS DISTINTOS BANCOS EN QUIEBRA. POR ELLO PIENSO QUE EL GOBIERNO NORTEAMERICANO DEBE IMPONER UN EMBARGO TOTAL DE LOS BIENES DE LOS FUNCIONARIOS IMPLICADOS EN LA QUIEBRA FRAUDULENTA DE LOS BANCOS.
    Gracias por tomar en cuenta nuestra opinión.
    Autor : Prof. Fernando Espino Cortés (educador
    jubilado, residente en La Honda de Los Santos

  3. Gracias por su opinión. Personalmente creo que,el origen de ésta crisis está en la Banca Americana por haber incurrido en un modelo de negocio donde aprovechando los bajos tipos de interés, se daban créditos a quien sólo podria pagarlos con un gran endeudamiento. Estos créditos suplían los bajos márgenes del negocio tradicional bancario, auspiciado por los bajos tipos de interés del mercado, dando unos márgenes muy sustanciosos dado el boom inmobiliario del momento. Indudablemente afecta a la totalidad del sistema financiero, ya que los bancos americanos, para financiar ésta ingente demanda de crédito, acude a los bancos europeos quien a su vez presta dinero recibiendo como “pago” las titulizaciones de deuda hipotecaria de EEUU, que tenían una clasificación crediticia de AAA, ya que como sabe, se pagaba siempre. Este “siempre” dejó de existir en el momento en que el valor del inmueble hipotecado deja de valer lo que el mercado dice que vale, y la gente estaba más endeudada de lo que se pensó en su día, con muy poca capacidad de maniobra e incurriendo en impagos,que lógicamente, han afectado a todo el sistema. Estoy de acuerdo que la ambición del sistema y la ingeniería financiera han “ayudado” a que el problema se agrave con el tiempo y sea un problema global, internacional si me apura.
    Espero escribir más extensamente sobre ésto en éstos dias. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *