Publicidad

Empleo : divino tesoro

Sigo sin entender cómo es posible que los planes de ayuda al “empleo” se concretan en nada. Ahora resulta que una de las dificultades del acuerdo para el fomento del empleo y para la gran esperada reforma del sistema laboral es ponerse de acuerdo en las “indemnizaciones” por despido. Es decir, que se piensa primero en despedir antes que en contratar. No quisiera trasmitir que es un punto importante : el de los derechos laborales, pero en las circunstancias en las que desgraciadamente viven yá mas de 5 MM de personas, lo primero de todo será que se haga todo lo posible para que se encuentre trabajo.

Y “fundamentalmente”¿qué hay que hacer?, está claro : o se ayuda a las empresas a crear empleo, o no hay nada que hacer. Seguiran dilucidando que sin son galgos o podencos y como argumentar algo “doloroso” (menos derechos o más facilidad para el empresario que contrata) de manera que influya lo menos posible en la cantidad de votos que ahora hay cautivos.

Y en éstas seguimos. Lo repetiré mil veces : o se ayuda a las empresas a crear empleo, con lo que ello significa, o vamos al desastre total. Y digo desastre total porque todo está interrelacionado. El sistema financiero está cerca de pasarlo muy mal, la morosidad yá en el 5%, subiendo cada trimestre y hay voces que dicen que se pasa de los niveles del 7% en algunos casos como son algunas Cajas. Si no hay puestos de trabajo, si la gente pierde su empleo, no sólo se deja de pagar la cuota hipotecaria, sino también las tarjetas de crédito. Si por otra parte los bancos se han lanzado a una denominada “guerra del pasivo”, donde se remunera al 4% cuando el dinero está al 1,20% , las cuentas no me salen.

Si un banco/caja presta al 2/2,50% de media y tiene que remunerar al 4% el dinero nuevo que entra, tarde o temprano habrá que ajustar el balance via…¿qué?. Si la morosidad tiene que estar provisionada y cada vez es mayor, el margen está muy claro que disminue trimestre a trimestre, hasta puede que el negocio no salga, como auguran algunos con bastante sentido común.

Mientras, los sindicatos y la débil patronal haciendo punto de cruz. En las circunstancias actuales estar dilucidando si de 45 dias a 33 por despido, es para que les suspendan a todos.¿por qué no se vé un claro esquema de que se han tomado medidas serias? Desde luego en la calle, no se nota nada.

Ahora dicen que la venta de viviendas ha subido un 19%…….me cuesta creer que sin haber bajado los precios en los porcentajes que se necesitaban hace un año, ésto haya mejorado. Es un escepticismo generalizado que viene avalado por los datos macro que tenemos : estimaciones de crecimiento por debajo del -1,5%.

Con el desempleo como arma letal, estoy indagando un poco entre las ofertas de trabajo que se producen en algunos sectores y me he parado a estudiar algunas de ellas. Al ofertante y al candidato. Entre ellas hay cierta oferta de trabajo para algunos países de Latinoamérica. Empresas españolas que yá tienen presencia allí y que por un modelo lógico de diversificación intentan crecer por ésta via. Claro que hay excepciones entre los países a desarrollar como Venezuela. Exceptuando éste temible país para trabajar, el resto parece que despunta : Colombia, Perú y Chile .  Cuando hay una escasez brutal de oferta y una empresa española ofrece un puesto a un candidato en paro, lo primero que se me ocurre pensar es que la actitud del candidato debe ser de pro-actividad absoluta. No digo que se diga que sí inmediatamente sin analizar nada más ( aunque deberían ) pero sí trasmitir cierto entusiasmo inicial al comprobar, primero que se le puede acabar el paro si quiere, y segundo : que puede sacar a su familia adelante ( o a él mismo si está solo). Pues no, la actitud general para mi sorpresa ( ha habido excepciones  por supuesto) es preguntar primero por los “supuestos derechos” que “se pierden”. Yo me pregunto que una persona en paro , y de larga duración, en qué piensa con éso de los derechos a perder……… Claro, el “glamour” de ir a trabajar a EEUU o Europa no es lo mismo.

Pero el caso es que pienso que si la actitud, insisto, es pensar todo el tiempo en derechos y no en oportunidades, algo mal les han explicado. El tomar riesgos, el lanzarse a nuevas aventuras profesionales, siempre dá buenos resultados, si se sabe combinar experiencia , “expertise” que dicen los entendidos, y buen hacer. Lo lamentable bajo mi modesto punto de vista es que la actitud para salir del desempleo empieza a parecerse un poco a aquellas actitudes de dejarse llevar que yá nos sacarán otros del apuro , o bien que las situaciones se arreglan por sí solas…me suena a presidente del Gobierno sobre todo al principio de éste lamentable periodo de crisis.

Hay que ir a por todas. Y hay que forzar a quien tiene el poder a arreglar de verdad la situación penosísima laboral en la que estan inmersas tantas familias. Pero mientras tanto a ve si nos concienciamos de que para trabajar hay que sacrificar algo. Todo llega. Espero.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *